Son muchas las opiniones de usuarios de Airbnb que podemos encontrar en internet, pero la realidad es que la mayoría son valoraciones sesgadas, que son escritas por personas que tienen algún interés en particular en que viajes utilizando esta plataforma o bien que se te quiten las ganas de probarla.

Diferencias de opinión ente Airbnb y hotel

En Ocio Hoteles hemos hecho una comparativa según nuestra opinión sobre Airbnb frente al alojamiento en hoteles o apartamentos vacacionales y estas son las diferencias más destacables entre ambas formas de reserva.

Alojarse con Airbnb

Alojarse en un Hotel o Apartamento Vacacional

Precio ajustado incluso en temporada alta

Precios que varían según demanda

Seguridad y privacidad apalabrada

Seguridad y privacidad garantizadas

Posibles problemas con la llegada y recogida de llaves

Garantía de recepción y hora de llegada

Reclamaciones gestionadas internamente por la plataforma

Reclamaciones legales en caso de descontento

Posibilidad de cargos extra por parte del arrendatario

Precio total y cerrado de antemano

Limpieza, comida y otros servicios corren por tu cuenta

Limpieza siempre incluida, otros servicios y posibilidad de contratar comidas

Satisfacción y calidad en base a opiniones de terceros

Satisfacción y calidad en base a la normativa

Al final estás como en casa, con las “obligaciones” que ello conlleva

Disfrutas de tus vacaciones sin preocupaciones

Opinión sobre Airbnb después de probar en España y Europa

Antes de poder dar una opinión sobre Airbnb nos parecía lógico haber vivido la experiencia de contar con este tipo de alojamientos en diferentes épocas y destinos. Y es que cuando algo se vuelve popular necesitamos formar una opinión propia realizando una prueba. Para ser exactos hablamos desde el conocimiento de causa de haber probado a alojarnos en 3 ciudades españolas y 3 capitales europeas. Reservamos con la estimación media de la mayoría de usuarios de la plataforma; alojamientos bien situados, de precio medio y de alquiler completo.

Encuentras el alojamiento que te gusta, contactas con el arrendatario y pagas; así de simple. Puedes ver las condiciones de cancelación, las valoraciones que tienen la casa y el anfitrión, hablar con él, intercambiar los números de teléfono para hablar por whatsapp, preguntar dudas y ver la ubicación exacta de la casa. Conforme tu viaje se aproxima te van enviando recordatorios con detalles sobre tu reserva.

Lo primero que nos llamó la atención en todos los casos fue la creatividad a la hora de realizar la recogida de llaves. En 5 de las 6 llegadas a nuestros apartamentos ni siquiera vimos la cara de la persona que nos estaba alquilando la propiedad. Los escondites de llaves de lo más variados; desde el típico “bajo alfombra”, pasando por el “recógelas en el bar x” y hasta sofisticadas taquillas con código numérico para acceder a las llaves. Un sistema quizá cómodo para muchos, pero podemos afirmar que en llegadas nocturnas a grandes capitales europeas impresiona ponerse a buscar una llave como si de una gimcana se tratase. Es muy grande la incertidumbre que te asalta en ese momento. Te planteas muchas cosas hasta que por fin te ves seguro dentro de tu alojamiento. Esta incertidumbre no se vive para nada cuando sabes que vas a hacer tu check-in en un hotel.

Normalmente lo siguiente que quieres comprobar es qué tal está tu alojamiento; si el mobiliario, el baño y la limpieza son adecuadas. Como hemos comentado anteriormente, para nuestra comparativa siempre hemos escogido alojamientos de precio medio; ni los más caros ni los más baratos de las zonas turísticas que hemos visitado. Según nuestras 6 experiencias, nos hemos encontrado con que los 3 alojamientos en el extranjero estaban mejor preparados, acondicionados y limpios que los 3 que reservamos en España. No sé si por casualidad o porque quizá estamos acostumbrados a recibir un turismo menos exigente, pero así ha sido. En cualquier caso puedo decir que la higiene no es como la de un hotel, y en todos los casos siempre he encontrado algún detalle que no me ha gustado. Han sido cosas sin importancia, pero que te hacen desconfiar y no sentirte del todo cómodo. Comida olvidada en la nevera, cama sin hacer para que tu te la prepares, ausencia de toallas y cosas así; sin mucha importancia pero que marcan la diferencia. Porque ¿quién controla que se cumplan unas normas mínimas que aseguren un servicio de calidad?

Ocio Hoteles reservas recibe la q de calidad

Seguridad de las reservas – Airbnb opiniones

Una vez te instalas y pasas la primera noche, te adaptas y empiezas a disfrutar de tus vacaciones disfrutando de un montón de prestaciones que no todos los hoteles pueden darte. Tienes las posibilidad de cocinar algunos días y cuidar un poco tu alimentación, te integras mucho más en el ambiente y el día a día de la zona que visitas, incluso no tienes horarios para entrar ni salir, ni te molesta el servicio de limpieza.

Son aspectos positivos sin ninguna duda, pero durante una de las últimas estancias que tuve la oportunidad de probar en territorio nacional no pude evitar que me asaltase una duda; ¿pueden entrar a la casa mientras estamos alojados en ella? Consultando con el foro de soporte de Airbnb, me encontré con que la entrada del arrendatario mientras un inquilino se encuentra alojado no está permitida a no ser que “esté justificada” por razones de seguridad, mantenimiento, higiene… Empecé a plantearme todo esto cuando me encontré, al despertarme una mañana, con un vaso usado en la cocina de un apartamento en el que no habíamos entrado a la cocina más que para verla el primer día. Pensé en reclamar a Airbnb, me pregunté varias veces quién podría haber entrado, en qué momento, para qué… Pero pronto me di cuenta que no era tan sencillo poner una reclamación online; al fin y al cabo, la única prueba que tenía era mi palabra contra la del anfitrión. Además, como mucho esto hubiese supuesto un leve tirón de orejas de Airbnb al propietario. No voy a mentiros; me enfadé bastante. Pensé entonces que la solución sería contar en mi valoración sobre la propiedad lo que había ocurrido, y así lo hice. Cual fue mi sorpresa cuando el propietario tras insistir en que nadie había entrado, me evaluó a mi como clienta con una puntuación negativa.

No es algo que me importe demasiado porque tras las pruebas he tenido suficiente Airbnb. Pero espero que mi experiencia pueda ayudar para que a nadie le pille de sorpresa que se trata de una forma de viajar con cosas buenas y también desventajas. Sin lugar a dudas estamos mucho más acostumbrados al confort y la seguridad que ofrecen los hoteles y las agencias de viaje tradicionales.

Opiniones Airbnb y legalidad

El primer punto que podemos analizar para ofrecer opiniones sobre Airbnb está de máxima actualidad. El uso de la plataforma por parte de grandes inversores y propietarios ha planteado un problema legal en muchos países europeos. En la mayoría de países de la unión, así como en España, los propietarios de alojamientos turísticos deben estar censados y correctamente identificados en el censo de hacienda con el fin de evitar favorecer la economía sumergida. Aunque Airbnb nace de la idea de alquilar tu casa para ganar un extra de dinero al mes, la realidad es que en muchos casos este tipo de alquiler supone un auténtico modelo de negocio tras el que se encuentran empresas bien organizadas.

Esta situación ha llevado a la persecución de este tipo de alojamientos por parte de las autoridades de muchas ciudades españolas. El ejemplo más sonado quizá lo encontramos en Barcelona. La ciudad condal sufre con mucha severidad las consecuencias de la actividad de la plataforma. Muchos de los pisos que se ofrecen en Barcelona a través de Airbnb son publicitados de manera ilegal, existen problemas con Airbnb y cada vez son más los casos de personas que encuentran su propiedad anunciada en la plataforma por terceras personas. Las autoridades europeas se pronuncian al respecto y alegan que la plataforma web actualmente no ofrece un mecanismo que garantice un alquiler vacacional que se ajuste a los términos legales de nuestro país.

Esta situación provoca que la presión urbanística afecte directamente a los ciudadanos, que ven cómo es imposible alquilar una vivienda en muchas de las grandes ciudades españolas. La alta demanda de pisos, los precios de alquiler desorbitados y las molestias generadas por los inquilinos vacacionales son sólo algunas de las consecuencias más visibles de la existencia de la plataforma. Bruselas ya se ha pronunciado y requiere que la plataforma estadounidense cumpla con las normas europeas de consumidores antes de finales de agosto, de lo contrario aplicará “medidas correctivas”, es decir, grandes multas. Pero no queda claro como afectará esto a los arrendatarios y turistas. Este a nuestro parecer es uno de los motivos principales para poner en cuarentena al portal web, al menos por ahora.

Ahora que conoces los pros y contras de reservar Airbnb seguro que te sientes con mucha más seguridad para tomar una decisión con respecto a tus vacaciones. ¿Quieres compartir alguna experiencia con Airbnb? ¿Tienes algún comentario sobre nuestro artículo? Deja un comentario y te responderemos cuanto antes.

Análisis de las opiniones sobre Airbnb desde Viajando Ocio Hoteles

Pin It on Pinterest