Descubre las cascadas del Asón, un lugar que parece haber sido sacado de un cuento de hadas. Valles de un verde brillante, colinas que se extienden hacia el horizonte, y caídas de agua cristalina. En un entorno que invita a pensar lo imponente que es la naturaleza. 

Cantabria, es una comunidad autónoma y uniprovincial. Limita al este con el País Vasco, al sur con Castilla y León, al oeste con el Principado de Asturias y al norte con el mar Cantábrico. Su ubicación privilegiada le otorga cualidades geográficas únicas, rodeándola de un entorno natural que la caracteriza. 

Y es en este marco privilegiado, donde se ubican las cascadas del Asón.

Conociendo el Valle de Soba

Vista panorámica del Valle de Soba

Soba es el tercer municipio de Cantabria, ubicado en la zona sureste de la provincia, sobre un precioso enclave de paisajes maravillosos. Su altitud es de 330 metros sobre el nivel del mar, con un clima húmedo y lluvioso.

Los 1385 habitantes del valle, se organizan en 27 pueblitos, distribuidos en los 214 kilómetros de territorio, donde colinas y valles son protagonistas.

Además de los tesoros naturales, principalmente el Parque Natural de los Collados del Asón, el Valle de Soba también cuenta con variados puntos de interés. Los yacimientos arqueológicos de la Cueva del Mortero es uno de los principales, así como sus cabañas pasiegas, características de la arquitectura tradicional cantábrica.

También destaca la Iglesia de San Miguel Arcángel, en el poblado de Rozas, que data del siglo XVI. Y la Torres de los Velasco, en Quintana, que fue declarada como Bien de Interés Cultural. De esta forma, su eslogan “Donde nace el arco iris”, cobra muchísimo sentido.

Parque Natural de los Collados del Asón

Perspectiva de una de las zonas del parque natural de los Collados del Asón

El Parque Natural de los Collados del Asón es un amplio espacio natural, perteneciente al Valle de Soba, que fue declarado como espacio protegido en el año 1.999. Sus altitudes están comprendidas entre los 240 y los 1.581 metros sobre el nivel del mar, cuyo punto más alto es destacado por el macizo montañoso calizo de Alto Asón.

El glaciarismo y los paisajes kársticos son las mayores características de este parque. La Era Cuaternaria y su acción glaciar pueden evidenciarse en los procesos kársticos y la dinámica fluvial que se desarrolla sobre los materiales calcáreos. Sin duda, un lugar de especial valor para los amantes de la geología. 

También son visibles distintas formas de erosión y acumulación producidas por el hielo, destacando el Circo de Hondojón por su espectacularidad. Asimismo, es importante resaltar sus ecosistemas, que propician una gran diversidad de flora y fauna, en un encuadre  de autenticidad y paz, donde la mayor protagonista es la naturaleza.

El trekking es una de las actividades ideales para hacer en el parque. Sin embargo, los amantes de la pesca, la espeleología y hasta el canotaje, también encontrarán un lugar ideal para divertirse a lo grande. Definitivamente, este espacio en plena Cordillera Cantábrica, es un importante tesoro turístico de la región y de toda España.

Un poco sobre el Río Asón

Perspectiva de la cascada del Asón

La cascada del Asón, una espectacular caída de 70 metros, es el nacimiento del río Asón. Partiendo de la cornisa cantábrica, este río fluye a través de la zona oriental de Cantabria, y desemboca en el mar Cantábrico.

El río Asón hace un recorrido desde las montañas de Soba, descendiendo hasta Arredondo, atravesando las laderas cubiertas de encinas del Valle de Ruesga. Y siguiendo esa ruta, llega hasta Ramales de la Victoria, donde recibe a su afluente principal: el río Gándara.

Como curiosidad, los lugareños cuentan una leyenda muy popular entre los habitantes de la región. En esta leyenda, la cascada es en realidad el pelo plateado de una enigmática anjana. Las anjanas son un ser de la mitología cántabra, representados como hermosas mujeres, de pelo largo y piel blanca. 

Estas anjanas poseen poderes mágicos y tienen la capacidad de transformarse en elementos de la naturaleza, como árboles y animales. Están estrechamente ligadas al entorno silvestre, y son consideradas guardianas de los paisajes naturales.

Descubre las cascadas del Asón desde distintas rutas 

Una de las mejores características del Parque Natural de los Collados del Asón, es su infraestructura de divulgación. Ya que posee un Centro de Interpretación donde se consigue valiosa información turística, además de un experimentado equipo de guías para hacer diversos recorridos.

Descubre las cascadas del Asón a través de las rutas más populares que Ocio Hoteles, con información proporcionada por el Centro de Interpretación del parque, recopiló para que inicies tu aventura por este paraíso bucólico.

Glaciar de Hondojón

El glaciar de Hondojón es una de las joyas geológicas del parque, ya que forma parte de la característica glacial que le da singularidad a esta zona del norte español. 

Gracias a la cercanía con el mar y las montañas poco elevadas, este lugar tiene una personalidad y energía únicas. Además, su excepcional relieve es un tesoro para los amantes más exigentes del ecoturismo.

Durante el recorrido, puede divisarse dos glaciares importantísimos. El primero, el glaciar de Bustalveinte, el cual es el más grande de la región, y el glaciar de Hondojón

Camino de Fresnedo

Vista panorámica de Fresnedo en las Cascadas del Asón

El camino de Fresnedo se desarrolla en la zona más desconocida del Valle de Soba. Pero a pesar de no ser una ruta muy popular, la verdad es que el camino está lleno de encanto. 

Principalmente porque atraviesa los pueblos de Fresnedo y Herada, dos lugares que tienen un impresionante halo bucólico, que enamora a primera vista. Ambos tienen la vibra típica de las localidades montañosas. Con una acogedora arquitectura rural y unos espléndidos prados.

Camino del Val del Asón

El camino del Val del Asón es la ruta más popular, debido a su sencillez y su longitud. Aproximadamente 10 kilómetros en un terreno sin muchas complicaciones, que toma unas 4 horas. Ideal para excursiones familiares. 

Tiene un carácter fluvial, recorriendo el tramo alto del río hasta su nacimiento. Un espectacular paseo por la belleza del parque, entre bosques, encinares y hayedos. Sentirás que las hadas están a punto de salir en cualquier momento. 

Como broche de oro, descubre las cascadas del Asón. Caudalosa cuando el río está en época de crecida, y un poco más débil el resto del año. Pero siempre majestuosa e impresionante.

Y así llegamos al final de esta incursión en uno de los lugares más mágicos y bellos de Cantabria. Esperamos que te animes a planificar una magnífica aventura, explorando  las maravillas naturales que las cascadas del Asón te ofrecen.

¡Descubre las cascadas del Asón en un viaje mágico con las reservas de Ociohoteles!

Pin It on Pinterest